pedicure casera

Manosypies - Lunes 20 de Noviembre de 2017

¡Chicas! No es necesario pagar mucho dinero por unos pies perfectos; sólo basta darnos un poco de tiempo para nosotras mismas y hacernos una pedicure casera. 
A no ser que tengas alguna condición médica -como hongos o uñas encarnadas- sólo necesitarás unos pocos productos y herramientas, todos muy sencillos de conseguir (y que además son similares a los de la manicure) que te indicaremos en esta guía para pies perfectos desde casa.


1. Para empezar: Masaje con crema hidratante


Si bien esto podría considerarse innecesario, es muy bueno para promover la circulación sanguínea en los pies y liberar tensiones antes de comenzar con el tratamiento. Cualquier crema hidratante sirve, lo importante es masajear tus pies con fuerza para preparar la piel, suavizándola.


2. Corta uñas


El mejor momento para recortar tus uñas es antes de la pedicure, ya que al humedecerse éstas se ablandan, haciendo difícil seguir su forma natural. Procura cortarlas siempre de forma recta, para evitar que se encarnen.


3. Corta-cutículas


Algunas mujeres prefieren cortar sus cutículas, y otras no. Lo cierto es que no debes rebajarlas demasiado, ya que éstas protegen de hongos. Prefiere mejor empujarlas con la ayuda de un corta-cutículas.


4. Lima de pies


Ya con tus uñas recortadas, una lima de cartón o acero terminará por darles la forma perfecta. Ojo, no limes los bordes para evitar que queden con forma redonda, ya que se te pueden encarnar.

 

5. Cepillo


El siguiente paso de una pedicure casera es remover los vellos que crecen en los pies; sin embargo, primero abre los poros de tu piel, para que el pelo salga con más facilidad y no te irrite la piel. Para esto, un cepillo húmedo de cerdas suaves con agua tibia es ideal. Masajéalos por los nudillos de tus dedos, y todas las áreas donde crezca vello que quieras eliminar. 


6. Cera depilatoria


Una vez que las raíces de tus bellos estén debilitadas ya puedes removerlos con cera depilatoria o navajas.


7. Piedra pómez


Para suavizar las imperfecciones de la superficie de tu piel, la piedra pómez será tu mejor aliada. Especialmente para callos y talones secos. Frotar esta herramienta eliminará las asperezas, sin embargo, ten cuidado de no dañar tus pies. 


8. Exfoliante


Ya con la piel tersa y limpia, sólo queda utilizar un exfoliante para remover las células muertas. No es necesario que compres uno costoso, puedes hacer uno tú misma con ingredientes abrasivos como granos de café molido o azúcar gruesa y mezclarlos con miel o aloe vera.


9. Aceite para cutículas


Nutrir tus cutículas para que protejan tus uñas es otro paso esencial. Para esto necesitarás un aceite o crema especialmente preparado para esta zona de tus pies. 


10. Esmalte transparente


El paso final para una pedicure casera es sellar tus uñas con un esmalte transparente. ¡Antes de aplicarlo, no olvides remover cualquier residuo de otro pintauñas que pudieses haber tenido!


Ya utilizados todos estos productos, es hora de que te pongas creativa y elijas tu color de esmalte preferido para lucir tus nuevos y fabulosos pies.

 

 

Lo nuevo de Essence: Gel Nails at Home
Sin duda que las uñas se han vuelto un elemento importantísimo a la hora de mostrar las manos. Unas uñas lindas son sinó...
NailsVolution, revoluciona tus uñas
Dejamos atrás la tradicional manicure francesa y nos atrevemos a revolucionar las uñas con la nueva campaña NailsVolutio...
Dejar un comentario

Por Favor Iniciar Sesion o Registrar para comentar