Maquillaje - 17 de Octubre de 2017

Cuando se aplican de la manera correcta, las pestañas postizas pueden verse suntuosas, sofisticadas, y mucho más naturales que usar varias capas de máscara. 


El truco consiste en utilizar el estilo que más se adecue a tu rostro, respetar los principios elementales de una correcta aplicación y mantener un look natural ante todo. 


1. Definir la forma de tus ojos 


Ojos hundidos: son los ojos que se sitúan profundamente dentro los huesos del rostro, haciendo que el hueso de la ceja luzca prominente. Prueba con pestañas de mayor longitud en el centro de la banda. 


Ojos hacia abajo: son aquellos donde las esquinas exteriores se orientan hacia abajo. Prefiere pestañas cortas, de mayor longitud en los bordes exteriores para darle un efecto lifting a los ojos. 


Ojos cubiertos: cuando el pliegue de tu párpado superior no es visible, inclínate por una banda muy sutil de pestañas delgadas y escasa longitud. 


Ojos prominentes: son aquellos donde los párpados aparecen proyectados, siguiendo el contorno del ojo. Intenta equilibrar tus pestañas superiores con extensiones inferiores, para dar un efecto de distanciamiento a tus ojos. 


2. Realizar una correcta aplicación 

 

Paso 1: Aplica máscara 

Enrolla tus pestañas naturales en el cepillo y agrégales una capa de máscara. Esto creará un soporte que resista el peso de las postizas y el pegamento, evitando que se doblen hacia abajo en forma excesiva. 

 

Paso 2: Corta para encajar 

Corta la banda de pestañas justo desde el centro, para crear dos más pequeñas, que serán fáciles de manipular, curvar, pegar y ajustar. Asegúrate de recortarlas del mismo largo para una apariencia equilibrada.


Paso 3: Agrega adhesivo

Aplica una línea muy delgada de adhesivo a cada banda de pestañas, y espera unos minutos para que seque un poco. Si el aplicador del adhesivo es muy grueso, pon una pequeña cantidad sobre tu mano y utiliza una horquilla o un mondadientes para poner pequeñas cantidades sobre la línea de unión de la extensión. 


Paso 4: Aplicalas usando tus dedos, no las pinzas 

Coloca la extensión desde la esquina exterior primero, tomando firmemente esa línea de pestañas. Cuando coloques la zona interna, evita acercarte al conducto lagrimal para darle un poco más de anchura al ojo.


Paso 5: Pulir y perfeccionar

Una vez que las pestañas estén firmemente unidas, pasa un delineador líquido fino a lo largo de la línea de adhesión, para que se vea uniforme. Luego, dales una curva suave con un encrespador y aplica una segunda capa de máscara para combinar tus pestañas con la extensión.


3. Evitar un look artificial 

Ten cuidado con las pestañas de araña densas o terriblemente largas, ya que te darán un look exagerado y muy falso. Las tiras de pestañas colocadas en una banda transparente y cortadas acorde al ojo tienen una separación y volumen mucho más natural. 

Las pestañas marrones también son una buena opción, especialmente si tus propias pestañas no son de color negro azabache. 

Las pestañas postizas -como regla general- deberían utilizarse sólo en festividades u ocasiones especiales. Esto debido a la gran presión que ejercemos en nuestras pestañas naturales cada vez que les adherimos extensiones, y además porque el look natural va mucho mejor con el día a día. 


4. Consideraciones especiales  

Las pestañas postizas no son a prueba de agua. Las lágrimas, lluvia o idas a la piscina harán que se desprendan con mucha facilidad. 

Si sabes cómo usarlas, las pestañas postizas serán tus mejores aliadas para la belleza. ¡Anímate a comprobarlo! 





 

Las 10 brochas de maquillaje esenciales
A pesar de que existen cientos de brochas de maquillaje en el mercado y que cada vez salen nuevos diseños, hay 10 que so...
5 tonos de labiales ideales para la temporada primavera-verano
El sol ya comienza a brillar en su máximo esplendor, y para que tú no te quedes sin hacer lo mismo, te decimos cuáles so...
Dejar un comentario

Por Favor Iniciar Sesion o Registrar para comentar