Rostro -  4 de Diciembre de 2017

Un aspecto básico al tratarse de rutinas para la belleza y salud de las mujeres, es aquel que tiene relación con el cuidado del rostro versus la actividad física regular. 


Y es que aunque la consigna sea "antes muertas que sencillas", es fundamental seguir los siguientes consejos para no dañar tu cara en beneficio de tu cuerpo.


1. ¡Olvidarse del maquillaje!


La primera regla es estar conscientes de que lo mejor es no maquillarse cuando toca hacer ejercicios, lo que se transformará en tu lema en cuanto a cuidado facial en el gimnasio. Esto, porque el maquillaje puede bloquear los poros de la piel, impidiendo que ésta respire. Si no haces caso, la combinación de cosméticos y sudor podría ocasionar un exceso de grasa en tu cara.


Eso sí, que no cunda el pánico, ya que siempre puedes aplicar algunos tips para verte reluciente. Por ejemplo, las máscaras de pestañas anti sudor ¡ideales para la ocasión!. 


2. Preparar la piel


La segunda regla de oro tiene que ver con preparar la piel del rostro. Para ello, se recomienda hacer una limpieza profunda, preferentemente con agua micelar, pues así se irritará menos y estará descongestionada. También puedes usar toallitas húmedas y libres de fragancia.


Ahora, si tendrás actividad física al aire libre, no debes olvidar la aplicación de un protector solar, que ojalá sea lo menos aceitoso posible, a fin de evitar que tus poros se cierren.  Con ello impedirás que en los días venideros aparezcan en tu piel desagradables granos.


Y si eres de cutis reseco, es importante que te apliques algún tónico hidratante antes de iniciar tu rutina deportiva.


3. Terminar el ejercicio y lavar la cara


En los poros de la cara siempre pueden estar anidando algunas bacterias, por lo que es recomendable que laves tu rostro inmediatamente después de concluida tu rutina y no esperes a llegar a casa. 


Para el proceso, es muy recomendable la utilización de un tónico especial, y en lo posible agua micelar, ya que ésta proporciona a tu piel los minerales que ha perdido durante la transpiración.


Adicionalmente, también podrías aplicar una crema hidratante y antiinflamatoria, con el fin de calmar eventuales irritaciones en la piel. También es muy buena opción darse una ducha tibia y luego enjuagar con agua fría, pues este procedimiento ayudará a que se cierren los poros.


Finalmente, como consejos generales para el cuidado facial en el gimnasio, se recomienda beber agua antes, durante y después del ejercicio, pues la actividad física deshidrata la piel producto del sudor, que es abundante en sal.


Un cuidado más completo, por otra parte, también incluiría una exfoliación facial, ya que con ella es posible eliminar las células muertas. Tampoco hay que olvidarse del peinado, especialmente tomando en cuenta que el cabello suelto libera polvos y aceites que fácilmente se transportan a la piel. Por eso, procura recogerlo en un moño cada vez que practiques algún deporte.


Siguiendo estos útiles consejos, podrás conciliar perfectamente el cuidado de tu belleza con una vida fitness y saludable. ¡Qué mejor!  ¿Te animas a comenzar ya mismo?


Beneficios de las mascarillas faciales
Mantener nuestro rostro saludable, no es algo que logremos de un día para otro, el comer bien ayuda a esto, pero si nece...
¿Qué es y cómo funciona un tratamiento exfoliante?
Cada día que pasa, nuevas células se forman en la capa más profunda de nuestra piel, las cuales suben a la superficie en...
Dejar un comentario

Por Favor Iniciar Sesion o Registrar para comentar